Polémica en el podio

SACAR A LAS CHICAS DEL PODIO, O DE LA SUSODICHA FOTO CON EL GANADOR, SERÍA
POSITIVO PARA LA SOCIEDAD EN GENERAL, Y POR SUPUESTO PARA EL DEPORTE

Esta semana se dio a conocer el itinerario de la Vuelta Ciclista a España 2017. Algo más lejos, en Australia, el Tour Down Under abrió el telón del calendario del UCI World Tour con una singular medida: se acabaron las azafatas en el podio.

La polémica está servida, ya lo pueden imaginar. Una de las escenas habituales en nuestra Vuelta es la de las chicas que besan las mejillas del ciclista ganador. Escena que en las etapas de Australia del Sur ya se han encargado de prohibir, así como en las carreras automovilísticas. En el Tour Down Under, son ciclistas infantiles quienes reemplazan a las azafatas.

Creo que es algo que podría imitarse aquí. Los organizadores de la Vuelta podrían aplicarse el cuento: aunque la prueba no comienza hasta agosto, su presentación esta semana podría haber servido para anunciar alguna medida similar. Porque además de tratar el problema de sexismo, de tratar a la mujer como objeto, es el deporte un ámbito de promoción de valores, para la sociedad y para el propio deporte. Disciplinas como el ciclismo femenino han tenido que sortear muchos obstáculos para que sus pruebas ganen un mínimo de reconocimiento oficial. Y poco ayuda el hecho de que un par de chicas posen con los ganadores. Y para el deporte femenino, cualquier ayuda es poca.

¿Es pasarse? Creo que no. Entiendo las quejas de un sector de la sociedad que dice que la corrección política ha alcanzado últimamente cotas inusitadas, pero sacar a las chicas del podio, o de la susodicha foto con el ganador, sería positivo para la sociedad en general, y por supuesto para el deporte. En infinidad de galas y saraos se suele ver a un hombre y a una mujer compartir escenario. En otros deportes son los gerifaltes de, qué se yo, la FIFA, el COI o la NFL quienes hacen la entrega de trofeos.

En España, ciclistas españoles apenas han comentado el tema, con opiniones dispares. ¿Veremos un cambio en nuestra Vuelta? Desafortunadamente, no apostaría por ello a corto plazo. Al menos en España, las azafatas ‘hacen’ de azafatas, por lo que su función no se limita a entregar un ramo de flores y dar un par de besos al ganador de la etapa. Atienden a aficionados y periodistas; se ocupan de promoción en casetas o stands. Además, no deja de ser una opción más para cientos de chicas que quieren hacer carrera como modelos.

En cualquier caso, espero que la cuestión sirva como mínimo para reflexionar en el deporte femenino, y en algo más extenso, como el trato que se da a las mujeres en el deporte.

Carlos Pérez
Ministro de Educación, Cultura y Deporte

¿Qué hacemos aquí?

EL OBJETIVO SIGUE SIENDO LA COHESIÓN TERRITORIAL, LA VERTEBRACIÓN DE NUESTRO
TERRITORIO Y EL DESARROLLO 
ECONÓMICO, SIEMPRE AL SERVICIO DE NUESTRO PAÍS

Los cambios en el organigrama o en los presupuestos destinados a esta cartera no pueden interferir en la organización y las funciones del Ministerio. Sin embargo, estas modificaciones afectan directamente a los objetivos y medios del departamento dirigido actualmente por Iñigo de la Serna.

Aprovechando el arranque del segundo curso del Ala Oeste de la Moncloa, dedicaremos estas líneas a explicar las cómo se organiza del Ministerio de Fomento.

Tal y como lo requiere el Presidente Julio Wais, desde esta cartera estamos al cargo de la propuesta y la ejecución de la política del Gobierno en los ámbitos de las infraestructuras y servicios de transporte (terrestre, aéreo y marítimo), de acceso a la vivienda, edificación, urbanismo y suelo, de los servicios postales y otros servicios como los relativos a la astronomía, geodesia, geofísica y cartografía.

Para poder controlar estas áreas, el Ministerio se estructura según dos órganos directamente dependientes del propio ministro: la Secretaría del Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda y la Subsecretaría de Fomento, contando cada uno con su propio organigrama. Por otro lado, al Ministerio de Fomento están adscritas diversas entidades y entes públicos como ADIF, RENFE-Operadora, AENA o Puertos del Estado y Autoridades Portuarias.

Entre los programas más importantes se encuentran:

  1. Plan Estratégico de Fomento: pendiente de actualización porque está obsoleto, su periodo se estableció para la legislatura 2012-2015.
  2. Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) 2012-2024: centrado principalmente en el ferrocarril español. Analizado en profundidad por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.
  3. Estrategia Logística de España: herramienta de diagnóstico y planificación de medidas encaminadas a resolver los problemas estructurales del sector, con una inversión prevista de aproximadamente 8.000 millones hasta 2024.
  4. Plan estratégico de subvenciones: importancia capital a la hora de evaluar, por ejemplo, subvenciones en las que el crédito no se agota por inexistencia de solicitantes, aquellas en las que el crédito es tan ínfimo que no incita a la actividad, controlar si se cumplen los objetivos establecidos, etc.
  5. Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España: elaborado y enviado a la Unión Europea para satisfacer los requerimientos del organismo. Ambicioso proyecto para alcanzar a otros países punteros en este aspecto, siendo una oportunidad clave para consolidar la recuperación económica a través del sector inmobiliario y de la construcción.

Si finalmente no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (algo improbable pero posible), el Ministerio de Fomento volverá a contar en 2017 con la cifra del año anterior, 19.253 millones de euros. Si nos ceñimos a las palabras de la actual Presidenta del Congreso, Ana Pastor, ex-Ministra de Fomento, el objetivo sigue siendo la cohesión territorial, la vertebración de nuestro territorio y el desarrollo económico, siempre al servicio de nuestro país.

En los próximos meses hablaremos de estos temas y muchos más, dándole una visión de realidad desde el punto de vista de un gobierno ficticio.

Juan Abascal
Ministro de Fomento de AOM

El Eliseo: ¿Nuestro caballo de Troya?

LA UNIÓN EUROPA TIENE A UN ENEMIGO EN LA CASA BLANCA OTRO EN EL KREMLIN
Y OTRA EN EL 10 DE DOWNING STREET. PERO SIN LUGAR HA DUDA, LA QUE LE PUEDE
DAR EL TIRO DE GRACIA AL PROYECTO DE LOS “28” SE LLAMA MARINE LE PEN Y EL 7 DE
MAYO PUDE CONVERTIRSE EN LA NUEVA INQUILINA DEL ELISEO
El mundo observa con asombro como, el recientemente elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mantiene en jaque a todos los jefes de Estado y plantea nuevos mecanismos de “diplomacia” desconocidos hasta ahora haciendo las delicias de los sectores de la izquierda y medios de comunicación en todo el mundo que parecen no respetar que según las ultimas encuestas el 48% de los ciudadanos norteamericanos apoya las políticas que esta aplicando su presidente en sus primeros días de mandato frente a un menor, aunque mas ruidoso, 42% que rechaza hasta el color de pelo del nuevo dirigente.
Las medidas aplicadas por el magnate, así como sus conocidos desencuentros con otros líderes o personajes públicos, desde luego que no carecen de importancia, sin embargo, en cierta medida se esta poniendo excesivo énfasis en cuestiones que poca o ninguna repercusión real tienen para el porvenir y bienestar de la comunidad internacional. Por ejemplo, en relación al decreto presidencial que prohibe la entrega de visados a ciudadanos provenientes de una suerte de arbitrarios países de población “mayoritariamente” musulmana, estamos viendo como está siendo lentamente derogado y estos extranjeros ya están regularizando su situación.
Estos días atras Trump mantenía dos conversaciones de vital importancia para la situación de la geopolítica actual. Por una parte llamaba a Teresa May para, como dicen diversas fuentes, ahondar más en el divorcio entre Reino Unido y la Union Europea, y por otro lado, llamaba a su “colega” Putin. Con este último se intuye que lo que buscó fue un acercamientos de posturas, tanto comerciales como militares (parece ser que Trump tiene mayor interés que Obama en unir fuerzas con Rusia para eliminar al Estado Islamico). Estos acontecimientos, a pesar de no haber recibido la misma atención que los antes mencionados, tienen una mayor importancia y claramente nos afecta tanto a la Union Europea como a España.
Francia puede convertirse en el caballo de Troya para la desestabilización de Europa

Asumiendo los “desastres” electorales del Brexit y de Estados Unidos, el centro neurálgico, y por tanto la clave, que puede definitivamente suponer un cambio en el nuevo orden mundial, lo encontramos aquí, en Europa. Por una parte en Holanda, donde las encuestas presumen vencedor al ala nacionalista-derechista que aboga por una salida de la Unión. Y por otro lado, y claramente de mucha mayor repercusión, se encuentra Francia. El país que supuso uno de los mayores avances políticos de la historia, con la Revolución de 1789, puede convertirse en el caballo de Troya para la desestabilización de Europa y cambiar los equilibrios de poder existentes hasta la momento.
La Unión Europa tiene a un enemigo en la Casa Blanca, Donald Trump, otro en el Kremlin, Vladimir Putin, y otra en el 10 de Downing Street, Teresa May. Pero sin lugar ha duda, la que le puede dar el tiro de gracia al proyecto de los “28” se llama Marine Le Pen y el 7 de Mayo pude convertirse en la nueva inquilina del Eliseo.
Hasta hace poco las encuestas que se estaban publicando en el país galo nos venían tranquilizando, dentro de lo que a estas alturas todavía se puede confiar en las encuestas electorales, en relación a los posibles resultados de las elecciones presidenciales en Francia. Atendiendo a las encuestas previas a 2017 el candidato conservador, François Fillon, era el claro favorito para ganar las elecciones en la segunda vuelta frente a una Marie Le Pen que quedaría primera en la primera. Pero ya no es solo que las encuestas hayan cambiado, metiendo en la ecuación a un tercer candidato, no, no se trata del candidato socialista Benoît Hamon, sino del candidato independiente Emmanuel Macron. Las nuevas noticias que nos llegan de Francia son dispares y las encuestas no se ponen de acuerdo. Es verdad que todos coinciden en que en una segunda vuelta Le Pen perdería frente a cualquier candidato, pero teniendo en cuenta los últimas sorpresas electorales unido a la investigación que la policía esta llevando a cabo en un supuesto caso de corrupción de François Fillon en el que esta relacionada su propia mujer, parece ser que todo es posible.
Sea como sea, todo parece indicar que el 7 de Mayo, Europa y el mundo entero, tendrán el corazón encogido esperando los resultados de unas elecciones que pueden suponer un punto de inflexión, bien para acabar con la Union Europea, o bien para asumir de una vez que Europa es un territorio más poblado que el propio Estados Unidos, y que tenemos mas riquezas y renta que cualquier otra parte del mundo y sin embargo continuamos creyéndonos menos que los gigantes que nos rodean y por lo tanto que necesitamos dar un paso al frente y plantar cara a nuestros “enemigos externos”.

Luis Miguel Melián

Prudencia

LAS MAYORES DOSIS DE CAUTELA Y NEUTRALIDAD NO SERÁN SUFICIENTES
PARA TOREAR A ESTE BULL DESATADO AL OTRO LADO DEL CHARCO

El otro día en plena batalla con la nueva web de El Ala Oeste de la Moncloa (sí, vamos a tener nueva web y espero que sea muy pronto) estaba repasando una de las secciones y me pregunté cómo sería un AOM formado por el Gobierno oficial español. ¿Darían que hablar las palabras mensuales de Montoro? ¿Estaríamos pendientes de las declaraciones de Nadal? ¿O acaso Méndez de Vigo escribiría una tribuna digna de algún premio? Imagínense un espacio donde no hubiera ni cabeceras de periódicos ni periodistas que condicionaran el mensaje. Aunque tampoco le he dado muchas vueltas, no creo que fuera mala idea.

En esta reflexión caí en que las presiones vendrían de los stakeholders de cada ministerio y confirmé la idea en la que siempre he creído que el político, en mayor o menor medida, es continuamente un interlocutor. Desde el concejal de pueblo que tiene que dialogar entre amas de casa y el alcalde hasta todo un presidente de gobierno que se dirige a la opinión pública y a Bruselas.

En estos tiras y aflojas constantes, la futura relación de España con Estados Unidos será un asunto de una extrema delicadeza. Tras los artículos de Luis Miguel Melián (Asuntos Exteriores y Cooperación) y Miki Barañano (Defensa) en los que se hablaba de los retos a los que se tiene que enfrentar nuestro país en relación a los USA, querría hacer un comentario. Habrá que partir de algunos pilares capitales como que España no debe abandonar la formidable amistad que ha tenido con EEUU en los últimos años; como que tampoco puede olvidar que forma parte de una Unión comunitaria; y como que a su vez no se puede alejar de los importantes valores de libertad que ha conquistado. Las mayores dosis de cautela y neutralidad no serán suficientes para torear a este bull desatado al otro lado del charco. Habrá que mantener la calma para ser conscientes de que los americanos contarán con la suficiente inteligencia de sacar provecho de nuestro país, algo que nos conviene muchísimo (lean a Miki para ampliar esta idea) porque el impacto estadounidense en nuestro país sigue siendo extraordinario. Algunos ejemplos son las grandes infraestructurasque empresas españolas están construyendo en California, el hecho de que el país yankee esté a la cabeza de aprendizaje de español(esto le va a poner tenso a Donald) o que el turismo americano haya crecido en 2016 un 7%.
Trump, al igual que el toro de Wall Street, refleja optimismo, agresividad y prosperidad financiera

¿Qué debería hacer España como nación? Desde mi punto de vista mantener una neutralidad lo más discreta posible. Evidentemente sería absurdo ocultar nuestra tristeza por Latinoamérica con quien compartimos un gran vínculo histórico, pero posicionarnos en contra de la administración Trump tampoco serviría de gran ayuda. Para bien o para mal Estados Unidos podría vivir y sobrevivir con un aislamiento casi total del resto del mundo, por lo que sería muy arriesgado poner en peligro nuestra relación con ellos. Apostar por terceras vías también de corte neutral como lo es la UE sería acertado al ampararnos en, al fin y al cabo, lo que somos: parte de un gran proyecto de libertad en Europa (el lunes lo recordó el Ministro de Justicia que “en Europa creemos en esa libertad de circulación, que además de la seguridad hay que garantizar la circulación de personas y de servicios”).

Prudencia, templanza y sensatez; mucha mente fría en definitiva que nos aleje de ‘calentones’ diplomáticos cortoplacistas, aunque sea precisamente la administración americana quien esté llevando adelante este tipo de acciones.