A cada uno lo suyo

DEJEMOS DE CREAR SOLUCIONES DE ECONOMÍA CREATIVA Y MIREMOS CON ATENCIÓN A LOS PAÍSES DONDE LA EMPRESA AGRARIA ES RENTABLE Y LUCRATIVA

Hace poco me han hecho saber que este es el artículo número 100 de AOM, así que daré lo mejor de mí habiéndome tocado dicho honor. Como algunos sabréis, me encuentro en EEUU estudiando, y evidentemente como la ganadería y la agricultura es a lo que me dedico, por interés personal y absoluto, no he podido evitar fijarme en la vida de las personas que se trabajan en ello en la zona donde me encuentro (Fort Collins, Colorado). No es complicado encontrar a personas que se dedican o se han dedicado a algo relacionado con este campo, y en la universidad es francamente sencillo enterarse de cómo viven los agricultores de por aquí. Y cómo no, es un tema que he considerado muy oportuno.

Es un hecho que hoy en día vivir de la ganadería de vacuno (por elegir entre todos las partes del sector agrario como algo representativo y más fácil de explicar) es algo muy complicado en España y sin duda poco lucrativo. Quiero poner el ejemplo de un conocido mío que lleva más de 50 años dedicándose al campo: hace un tiempo era dueño de una pequeña ganadería de 120 reses de ganado para la industria láctea, la cual durante muchísimos años le proporcionó unos ingresos más que suficientes, algo que cambió radicalmente en los últimos. Al encontrarse en esta situación recurrió al consejo del Ministerio de agricultura, quien respondió con una carta indicando que lo mejor para él sería vender la totalidad de las reses de cara a evitar pérdidas económicas. Otro caso es el de otro señor en cuya explotación todo iba “correctamente” salvo las vacas. Aquí eran 47 vacas de raza charoláis las cuales le reportaban un beneficio total de nada más y nada menos que 7.000€ al año. Me preguntaba qué podía hacer para mejorar esa cifra, a lo que evidentemente no pude responder porque no hay modo.

Dicho esto, ¿cómo es posible que el consejo de un ministerio sea que vendas tu negocio? ¿Quién va a trabajar el campo con beneficios absurdos? La conclusión a sacar es que para tener un beneficio normal (que no grande) hay que tener una ganadería/cultivo/huerta…etc muy grande, algo que no resulta ser sencillo pues se necesita mucho dinero.

Para el problema que planteo existe un contraataque fácil y evidente que muchos ‘entendidos’ utilizarían:

  • “Bienvenido al mundo de las subvenciones, así tendrá usted un sueldo normal para vivir en paz con su ruinosa ganadería”.

Mi respuesta seguiría:

  • “Muy bien, entonces mejor vivamos en un mundo en el que todo es para todos y en el que se establecen unos precios para que nada sea caro en el mercado final a costa de que de la destrucción del libre mercado. Sin embargo, no se nos podrá olvidar que no nada ocurrirá si producimos más que menos porque siempre contaremos con la misma remuneración de nuestro querido estado obteniendo todos la felicidad eterna… a no ser que haya crisis, donde bajará la paga: un Brexit inesperado, falta de liquidez Comunitaria, o el final de la PAC. (Primer día de clase de Comunismo para Dummies, bienvenido a Corea del Norte 2017)”.

Mi punto a solucionar aquí, no sería subir precios ni bajar subvenciones, si no dejar de crear soluciones de economía creativas y fijarnos más en países donde la empresa agraria es rentable y lucrativa. Como bien he empezado el artículo, y aunque se diga que las comparaciones son odiosas cuando uno no sale favorecido, en mi contraste los ganaderos y agricultores de España ganan el salario más bajo de todos los empleos: una media de alrededor de 7.500 euros al año, mientras que los ganaderos de aquí (Colorado y Texas) ganan una media de entre 70.000 a 80.000 USD.

Mi objetivo no es sonar tremendista ni animar a nadie a que se fugue a vivir a EEUU porque los ganaderos cobren más que cualquier sueldo medio de España, si no que se plantee una solución realista ante un problema como el de la calidad de vida de las personas que nos llevan la comida a la nevera. ¿Cómo es posible que una persona tenga que vender su ganadería de 120 reses (nada más y nada menos) porque no es rentable, mientras que en EEUU el 75% de la leche que se consume proviene de pequeñas ganaderías (menos de 100 cabezas)? Es evidente que hay algo que estamos haciendo mal. Quizá deberíamos dejar de pensar tanto en el colectivo de la Unión Europea en estos menesteres y defender más la figura del individuo, pues si en nuestro país nadie quiere ser agricultor por su poca rentabilidad, nos veremos obligados a comprar al extranjero donde nos cobrarán lo que realmente vale.

Leopoldo Rodriguez-Jurado

Deja un comentario