Fiebre hemorrágica de Crimea Congo

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL ESTE NUEVO BROTE?
Ha sido noticia en todos los diarios, pero poco sabemos acerca de una enfermedad (hasta ahora) propia del continente africano, hablamos de la fiebre hemorrágica.
En sentido estricto, recibe ese nombre un conjunto de enfermedades transmitidas por diferentes familias de virus (arenavirus, filovirus, bunyavirus,) transmitida en su mayor parte por distintos vectores como los mosquitos o las garrapatas. Recordemos que la enfermedad del Ébola, enfermedad que tenemos casi en el olvido después de la alarma vivida en nuestro país, pertenece a dicho grupo de enfermedades.
Sin embargo algo ha cambiado con los nuevos brotes de fiebre hemorrágica (esta vez denominados fiebre de Crimea-Congo) y tiene especial relevancia dicho aspecto, ya que a diferencia de los otros brotes, no se ha necesitado contacto con individuos de nuestro vecino continente africano o viajes a dichos países, sino que se ha desarrollado de forma autóctona en nuestro país.
La garrapata ha llegado a España, y tiene intención de quedarse
.
Y he aquí la cuestión, y la subsiguiente pregunta obligada: ¿Cómo ha llegado hasta aquí, y ha conseguido adaptarse a nuestro clima considerablemente distinto al de países africanos? La respuesta no está clara, muchas son las teorías, pero una destaca sobre las demás: un posible efecto del cambio climático.
Sea como fuere, la garrapata ha llegado a España, y tiene intención de quedarse. El caso desgraciadamente mortal proviene de Ávila (aunque ya por 2011 se había descubierto otras garrapatas en los campos extremeños capaces de transmitir otro tipo de fiebre hemorrágica). El problema de está enfermedad reside en la incapacidad a día de hoy de tratarla de una forma efectiva, dependiendo su evolución de la fortaleza de cada individuo (concretamente de su sistema inmunológico), y de ello deriva la variabilidad que observamos tanto en los distintos síntomas como en el pronóstico.
Por lo tanto, en estos casos, es más importante la prevención que el tratamiento, como ya hemos hablado en otra ocasión. Tenga especial cuidado si realiza actividades al aire libre tales como excursiones al monte.. y sobre todo, en zonas cálidas de la geografía española. Es recomendable algún tipo de repelente anti- mosquito, y por supuesto, intentar utilizar ropa que cubra las zonas expuestas, para evitar las posibles picaduras de garrapatas. Es necesario transmitir tranquilidad por parte de las autoridades sanitarias, ya que son casos aislados y en determinadas circunstancias concretas, pero debemos estar atentos y ser precavidos, así como disponer de la información fidedigna sobre dichos casos, para evitar caer en el sensacionalismo sanitario, muy atractivo en nuestro días.

Les dejo información de la Organización Mundial de la Salud para conocer en profundidad dicha enfermedad.


Miguel Ángel Rojas

España realiza el primer trasplante de piel con células autólogas

LA TÉCNICA ES PIONERA EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL, Y
PERMITE MEJORAR EL PRONÓSTICO HASTA AHORA INFAUSTO
DE PACIENTES QUE REQUIEREN DICHO TRASPLANTE

En momentos dónde el panorama es tan convulso y de tanta incertidumbre como el que nos encontramos, con noticias alarmantes sobre nuestro futuro inminente, y los comentarios negativos que día a día observamos en los medios de comunicación, me permito el derecho de hacer un pequeño paréntesis, e intentar acercarles uno de tantos pequeños “milagros” que día a día suceden y pasan desapercibidos. ¿Han oído hablar de uno de los mayores avances en el campo de los trasplantes utilizando células del propio paciente mediante ingeniería tisular? Haciendo gala de una de las características más enraizadas de los españoles, por la cual subestimamos nuestro potencial más que cualquier enemigo que tengamos, podríamos pensar que este avance ha debido realizarse en uno de los grandes centros de investigación norteamericanos. Sin embargo, créanme cundo les digo, que ha sido un grupo de españoles (concretamente médicos e investigadores de los hospitales de Sevilla y Granada) los que han llevado a cabo dicha actuación.

Podríamos pensar que este avance ha tenido lugar en un gran centro de investigación norteamericano

Imagínense que, por cualquier desgracia, sufren quemaduras en la mayoría de su cuerpo. Hasta ahora, se realizaban injertos de piel de donantes fallecidos y por lo cual, el pronóstico era infausto debido a las numerosas complicaciones que se podían dar (una de las más importantes el rechazo tisular que requería tratar al paciente con fármacos inmunosupresores y por tanto aumentaba también el riesgo de infecciones).

Sin embargo, todo ha cambiado desde que un grupo de profesionales decidieron dar un giro al pronóstico de estos pacientes. Es pronto todavía, debemos observar la evolución y hacer estudios a mayor escala, pero todos los indicios apuntan a otro hito en la medicina. Como siempre es la gente de a pie quien luchando con una ineficaz burocracia y una estructura que penaliza el riesgo, consigue resultados como estos. Este tipo de noticia debería copar las portadas de todos los diarios nacionales. Marca España de calidad.

Les invito a conocer más sobre el tema.

Miguel Ángel Rojas

Hablemos del virus ZIKA

¿CÓMO TRATAMOS, CÓMO TRATAN Y CÓMO
SE TRATA LA INFORMACIÓN SANITARIA? 

Mucho se ha hablado sobre el famoso virus del Zika, pero, realmente, ¿sabemos suficiente como para enfrentarnos a este problema sanitario? Acudamos a la Organización Mundial de la Salud cuya información es la siguiente:

El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947, en macacos de la India, a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzanía. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

Se ha evidenciado la causalidad entre el virus y diversos problemas neurológicos, sobre todo en recién nacidos. Sin embargo es necesario una mayor profundización en dicho tema y más estudios para valorar el porqué y el cómo de dichos problemas. Sin embargo, los medios de comunicación se han aventurado a realizar, sin considerar ninguna responsabilidad en el tema, una difusión de la información sesgada y tendente a crear polémica y confusión

No podemos negar el derecho de la población a la información, pero en temas tan delicados como la salud debemos ser muy rigurosos y escrupulosos en qué decimos y cómo lo hacemos. Es necesario generar mecanismos que velen porque la divulgación de la ciencia primero y que ésta sea comprendida por la mayoría de la población;y segundo, se adecue de la manera más próxima a la verdad. 

El Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos
Por desgracia hemos vivido en nuestra sociedad casos como la gripe aviar o la enfermedad de las vacas locas donde intencionadamente y bajo una falta absoluta de ética periodística se intento deliberadamente crear un estado de pánico y alerta que se alejaba de la verdadera situación. Es inaceptable, por el simple beneficio comercial o cualquiera que sea el interés crear un estado de confusión. 

De vuelta con el tema que traigo a debate, ya existe mucha confusión con el virus del Zika. Por ello hay que ser honestos y alertar sobre la poca información de la que disponemos y dar posibles medidas preventivas para todos aquellos que quieran viajar a los países afectados por dicho virus (sobre todo evitar picaduras de mosquitos). Sin embargo, esto es muy distinto a bombardear desde los distintos medios de comunicación alertas sobre una posible pandemia sin control de algo que desconocemos. En pleno siglo XXI no sólo podemos servirnos de la antigua forma de hacer llegar la información a los habitantes, y es aquí donde las distintas instituciones sanitarias del mundo deben actuar de forma conjunta para anticiparse a todos los (y permítanme la dureza de mis palabras) buitres periodísticos que quieran hacer negocio de tan problemática situación. 

Soy uno de tantos que, como ustedes queridos lectores, se organiza una opinión general leyendo distintos medios de comunicación, pero en algunos temas les animo a acercarse a instituciones más fiables para lo que en fondo todos buscamos: llegar a la verdad. Les dejo aquí la respuesta de la OMS basada en criterios objetivos para que puedan seguir comprendiendo esta situación.

Miguel Ángel Rojas

Prevención, el nuevo fármaco del siglo XXI

EL TRATAMIENTO PARA LOS RECORTES EN SANIDAD PASA POR LA PREVENCIÓN

Les propongo, a raíz de un exhaustivo informe sobre los recortes en sanidad profundizar sobre lo que en mi opinión sería una de las soluciones al creciente problema que tenemos y tendremos en la sanidad. Literalmente, el informe explica que: “El gasto sanitario se redujo en 9.600 millones de euros, que equivalen al –13,2 % nominal y, por lo tanto, al –22 % en términos reales: se han dejado de gastar más de uno de cada cuatro euros de los disponibles en 2009. Este recorte afecta sobre todo al personal sanitario porque su remuneración se reduce en 3.244 millones de euros”. Y mi pregunta a ustedes queridos lectores es: ¿Les sorprende los recortes? Desde luego, para mí es un acto lógico si valoramos las circunstancias que vivimos y peor aún, viviremos. Según el INE y cito textualmente: El porcentaje de población mayor de 65 años, que actualmente se sitúa en el 18,2% pasaría a ser el 24,9% en 2029 y del 38,7% en 2064.
Se trata de una cifra alarmante. La población envejece cada vez más (suponen la mayor partida de gastos en sanidad debido a las enfermedades crónicas) y la medicina avanza a pasos de gigantes, introduciendo casi a diario nuevas tecnologías que mejoran la calidad de vida de los pacientes, pero a su vez incrementan el gasto sanitario. Existen innumerables problemas más, pero con los aquí expuestos y sin que haga falta ser un economista profesional, nos hacemos a la idea que el gasto seguirá subiendo. Podemos seguir disminuyendo el sueldo a los profesionales sanitarios (uno de los más bajos de Europa tras de 6 años de carrera y 4 o 5 de formación), recortando en las distintas inversiones necesarias (seguirán aumentando las ya inasumibles listas de espera), podemos también reducir partidas destinada a otros menesteres, y por supuesto, la panacea para todos los problemas que muchos partidos políticos plantean: la subida de impuestos. Pero amigos, llegará un punto dónde hagamos lo que hagamos, el gasto seguirá aumentando así como la población y no habrán más recursos que destinar.
A día de hoy la mayoría de las enfermedades pueden curarse modificando nuestros hábitos
.
Y… ¿Ahora qué? Debemos estar preparados para cuando llegue. Y eso nace de la necesidad de entender que usted es responsable de su salud. ¿Sabían que existe una clara relación inversa entre actividad física y riesgo de diabetes mellitus de tipo 2, que la actividad física reduce el riesgo de depresión y deterioro cognitivo en adultos y personas mayores y que una mayor actividad física reduce en un 30% el riesgo de cáncer de colón? (si han leído bien cáncer). Sepan ustedes que tras un estudio realizado en la Universidad de Navarra llamado Predimed se observo una reducción del número de casos de cáncer de mama y menor enfermedad cardiovascular asociado a un aumento del consumo aceite de oliva y mayor adherencia al patrón de dieta mediterránea. ¿Sabía que más del 80% de los cánceres de pulmón en varones se deben al tabaco? Podríamos estar hablando sobre los beneficios que suponen los cambios en los estilos de vida durante varios volúmenes de extensos libros, pero no quiero extenderme más.

A día de hoy la mayoría de las enfermedades más prevalentes en la sociedad pueden curarse modificando nuestros hábitos, y eso querido lector, le pone a usted en el punto de mira, ya que ahora más que nunca, somos responsables de gran parte de nuestras enfermedades. Si abordamos la prevención seriamente, tanto en materia económica como en educación, conseguiremos mantener nuestro sistema sanitario sin recortes, y sin duda alguna mejoraremos más que con los fármacos la calidad de vida de la sociedad. Le animo a que comience a cuidar su salud y cambie sus hábitos, encontrara en ellos la mejor de las medicaciones.

Miguel Ángel Rojas

La prescripción de medicamentos en España

DESDE EL MINISTERIO DE SANIDAD SE VALORA POSITIVAMENTE EL TRABAJO DE

LOS PROFESIONALES SANITARIOS, QUE CON MUCHA PROFESIONALIDAD Y RESPETO 
CUIDAN DE AQUELLOS QUE SE ENCUENTRAN MOMENTOS DE DIFICULTAD

Han sido muchos los reproches entre las distintas organizaciones que engloban a los enfermeros y el Ministerio de Sanidad. Ha sido una guerra que no ha salido a la luz, pero sin duda alguna, se trata de un tema que afectará a todo el que desgraciadamente tenga que pisar un hospital. ¿Deberían las enfermeras poder prescribir fármacos?  Y sobre todo  ¿qué tipo de fármacos? Comencemos por el principio:


¿Quién puede prescribir en España? Solo los médicos, odontólogos y podólogos pueden prescribir un medicamento que necesita receta.


Desde la Ley del Medicamento de 2009 ya se reivindicaba por parte de enfermería regular la prescripción de algunos medicamentos que necesitan receta, y que en la práctica se estaba realizando sin su necesaria cobertura legal, es decir, se estarían cometiendo ilegalidades. Sin embargo, el Real Decreto sobre prescripción enfermera del pasado 23 de octubre, ha causado mucho revuelo al permitir sólo la prescripción de medicamentos sin receta sin recoger sus reivindicaciones.
.

¿Deberían las enfermeras poder prescribir fármacos?

.
La postura del ministerio se basa en 2 argumentos. El primero de ellos defiende que para poder prescribir no solo sirve la experiencia clínica. Es necesario modificar los planes de estudios del grado en enfermería para otorgar más peso a aquellas asignaturas que traten los mecanismos y efectos adversos de los fármacos. Realizar esto sería el primer paso inevitable para poder satisfacer las necesidades planteadas por los enfermeros.


Aun así, el segundo argumento tiene todavía más peso, el cuál defiende  lo siguiente: quien prescribe es quien diagnostica (es decir, el médico). Tenemos que hacer alguna aclaración al respecto, ya que diagnosticar no sólo es averiguar tras una rigurosa anamnesis y pruebas complementarias la patología que padece el paciente, si no supone también  comenzar a valorar el equilibrio entre los efectos beneficiosos y los posibles efectos adversos de los fármacos, así como modificar el tratamiento a otros grupos de medicamentos cuando se presenten complicaciones (es necesario por ello saber reconocer dichas complicaciones.)


Por lo tanto, desde el Ministerio de Sanidad se valora positivamente el trabajo necesario de los profesionales sanitarios, en este caso de los enfermeros, que con mucha profesionalidad y respeto cuidan de aquellos que se encuentran en un momento de dificultad. Sin embargo, por los argumentos esgrimidos, y siguiendo directrices europeas y de otros países de nuestro entorno, es imposible poder satisfacer aquellos requerimientos planteados, y se valorará pedir responsabilidades a los anteriores responsables del Ministerio, que con sus declaraciones, pudieran haber creado falsas expectativas en los trabajadores sanitarios.

Miguel Ángel Rojas