El Eliseo: ¿Nuestro caballo de Troya?

LA UNIÓN EUROPA TIENE A UN ENEMIGO EN LA CASA BLANCA OTRO EN EL KREMLIN
Y OTRA EN EL 10 DE DOWNING STREET. PERO SIN LUGAR HA DUDA, LA QUE LE PUEDE
DAR EL TIRO DE GRACIA AL PROYECTO DE LOS “28” SE LLAMA MARINE LE PEN Y EL 7 DE
MAYO PUDE CONVERTIRSE EN LA NUEVA INQUILINA DEL ELISEO
El mundo observa con asombro como, el recientemente elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mantiene en jaque a todos los jefes de Estado y plantea nuevos mecanismos de “diplomacia” desconocidos hasta ahora haciendo las delicias de los sectores de la izquierda y medios de comunicación en todo el mundo que parecen no respetar que según las ultimas encuestas el 48% de los ciudadanos norteamericanos apoya las políticas que esta aplicando su presidente en sus primeros días de mandato frente a un menor, aunque mas ruidoso, 42% que rechaza hasta el color de pelo del nuevo dirigente.
Las medidas aplicadas por el magnate, así como sus conocidos desencuentros con otros líderes o personajes públicos, desde luego que no carecen de importancia, sin embargo, en cierta medida se esta poniendo excesivo énfasis en cuestiones que poca o ninguna repercusión real tienen para el porvenir y bienestar de la comunidad internacional. Por ejemplo, en relación al decreto presidencial que prohibe la entrega de visados a ciudadanos provenientes de una suerte de arbitrarios países de población “mayoritariamente” musulmana, estamos viendo como está siendo lentamente derogado y estos extranjeros ya están regularizando su situación.
Estos días atras Trump mantenía dos conversaciones de vital importancia para la situación de la geopolítica actual. Por una parte llamaba a Teresa May para, como dicen diversas fuentes, ahondar más en el divorcio entre Reino Unido y la Union Europea, y por otro lado, llamaba a su “colega” Putin. Con este último se intuye que lo que buscó fue un acercamientos de posturas, tanto comerciales como militares (parece ser que Trump tiene mayor interés que Obama en unir fuerzas con Rusia para eliminar al Estado Islamico). Estos acontecimientos, a pesar de no haber recibido la misma atención que los antes mencionados, tienen una mayor importancia y claramente nos afecta tanto a la Union Europea como a España.
Francia puede convertirse en el caballo de Troya para la desestabilización de Europa

Asumiendo los “desastres” electorales del Brexit y de Estados Unidos, el centro neurálgico, y por tanto la clave, que puede definitivamente suponer un cambio en el nuevo orden mundial, lo encontramos aquí, en Europa. Por una parte en Holanda, donde las encuestas presumen vencedor al ala nacionalista-derechista que aboga por una salida de la Unión. Y por otro lado, y claramente de mucha mayor repercusión, se encuentra Francia. El país que supuso uno de los mayores avances políticos de la historia, con la Revolución de 1789, puede convertirse en el caballo de Troya para la desestabilización de Europa y cambiar los equilibrios de poder existentes hasta la momento.
La Unión Europa tiene a un enemigo en la Casa Blanca, Donald Trump, otro en el Kremlin, Vladimir Putin, y otra en el 10 de Downing Street, Teresa May. Pero sin lugar ha duda, la que le puede dar el tiro de gracia al proyecto de los “28” se llama Marine Le Pen y el 7 de Mayo pude convertirse en la nueva inquilina del Eliseo.
Hasta hace poco las encuestas que se estaban publicando en el país galo nos venían tranquilizando, dentro de lo que a estas alturas todavía se puede confiar en las encuestas electorales, en relación a los posibles resultados de las elecciones presidenciales en Francia. Atendiendo a las encuestas previas a 2017 el candidato conservador, François Fillon, era el claro favorito para ganar las elecciones en la segunda vuelta frente a una Marie Le Pen que quedaría primera en la primera. Pero ya no es solo que las encuestas hayan cambiado, metiendo en la ecuación a un tercer candidato, no, no se trata del candidato socialista Benoît Hamon, sino del candidato independiente Emmanuel Macron. Las nuevas noticias que nos llegan de Francia son dispares y las encuestas no se ponen de acuerdo. Es verdad que todos coinciden en que en una segunda vuelta Le Pen perdería frente a cualquier candidato, pero teniendo en cuenta los últimas sorpresas electorales unido a la investigación que la policía esta llevando a cabo en un supuesto caso de corrupción de François Fillon en el que esta relacionada su propia mujer, parece ser que todo es posible.
Sea como sea, todo parece indicar que el 7 de Mayo, Europa y el mundo entero, tendrán el corazón encogido esperando los resultados de unas elecciones que pueden suponer un punto de inflexión, bien para acabar con la Union Europea, o bien para asumir de una vez que Europa es un territorio más poblado que el propio Estados Unidos, y que tenemos mas riquezas y renta que cualquier otra parte del mundo y sin embargo continuamos creyéndonos menos que los gigantes que nos rodean y por lo tanto que necesitamos dar un paso al frente y plantar cara a nuestros “enemigos externos”.

Luis Miguel Melián

Deja un comentario