Hablemos del virus ZIKA

¿CÓMO TRATAMOS, CÓMO TRATAN Y CÓMO
SE TRATA LA INFORMACIÓN SANITARIA? 

Mucho se ha hablado sobre el famoso virus del Zika, pero, realmente, ¿sabemos suficiente como para enfrentarnos a este problema sanitario? Acudamos a la Organización Mundial de la Salud cuya información es la siguiente:

El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947, en macacos de la India, a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzanía. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

Se ha evidenciado la causalidad entre el virus y diversos problemas neurológicos, sobre todo en recién nacidos. Sin embargo es necesario una mayor profundización en dicho tema y más estudios para valorar el porqué y el cómo de dichos problemas. Sin embargo, los medios de comunicación se han aventurado a realizar, sin considerar ninguna responsabilidad en el tema, una difusión de la información sesgada y tendente a crear polémica y confusión

No podemos negar el derecho de la población a la información, pero en temas tan delicados como la salud debemos ser muy rigurosos y escrupulosos en qué decimos y cómo lo hacemos. Es necesario generar mecanismos que velen porque la divulgación de la ciencia primero y que ésta sea comprendida por la mayoría de la población;y segundo, se adecue de la manera más próxima a la verdad. 

El Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos
Por desgracia hemos vivido en nuestra sociedad casos como la gripe aviar o la enfermedad de las vacas locas donde intencionadamente y bajo una falta absoluta de ética periodística se intento deliberadamente crear un estado de pánico y alerta que se alejaba de la verdadera situación. Es inaceptable, por el simple beneficio comercial o cualquiera que sea el interés crear un estado de confusión. 

De vuelta con el tema que traigo a debate, ya existe mucha confusión con el virus del Zika. Por ello hay que ser honestos y alertar sobre la poca información de la que disponemos y dar posibles medidas preventivas para todos aquellos que quieran viajar a los países afectados por dicho virus (sobre todo evitar picaduras de mosquitos). Sin embargo, esto es muy distinto a bombardear desde los distintos medios de comunicación alertas sobre una posible pandemia sin control de algo que desconocemos. En pleno siglo XXI no sólo podemos servirnos de la antigua forma de hacer llegar la información a los habitantes, y es aquí donde las distintas instituciones sanitarias del mundo deben actuar de forma conjunta para anticiparse a todos los (y permítanme la dureza de mis palabras) buitres periodísticos que quieran hacer negocio de tan problemática situación. 

Soy uno de tantos que, como ustedes queridos lectores, se organiza una opinión general leyendo distintos medios de comunicación, pero en algunos temas les animo a acercarse a instituciones más fiables para lo que en fondo todos buscamos: llegar a la verdad. Les dejo aquí la respuesta de la OMS basada en criterios objetivos para que puedan seguir comprendiendo esta situación.

Miguel Ángel Rojas

Deja un comentario