Nuestras -muchas y quizá buenas- ideas

¿Cuáles son nuestros valores?

Lo primero de todo: somos liberales. Pero de eso ya hablaremos un poco más abajo. Como decimos en nuestra cabecera somos un grupo de jóvenes que, en formato gabinete de Gobierno, aspira a una nueva gran España. Este nuevo país será aquel que potencie todas sus virtudes y reduzca sus defectos. Somos democráticos, eso por descontado, pero de los buenos, de los que contemplan dentro de la democracia pensamientos totalitarios porque nosotros sabemos que nuestro sistema es tolerante. Sin duda alguna confiamos en el Estado de Derecho y, si bien es cierto que apostamos por una reducción progresiva del papel del Estado en la vida de las personas, confiamos plenamente en el Imperio de la Ley, y todo lo que sea ajeno a ella merecerá nuestra condena. Con la importancia que corresponde creemos en la Monarquía Parlamentaria como el sistema que más le conviene a España, y dentro de ella visualizamos una única unidad indivisible como Nación. ¿Estado de las Autonomías? Sí, pero con matices. La relación Gobierno central-Autonomías debe ser constante y en esta línea la distribución de competencias merecería un repaso. La España del futuro debe seguir siendo aconfesional manteniendo lazos de unión con unas y otras religiones. Como hemos dicho somos liberales y creemos en el individuo y en su singularidad y por ello la igualdad de todos los españoles debe ser plena, tanto de expresión como de acción.

 


¿Por qué creemos en la libertad?

Por haber demostrado ser la ideología más fiel a la felicidad verdadera de las personas. El ser humano adquiere su condición por la liberta que le representa. El liberalismo surgió como revelación contra el poder, para lo cual fue necesario establecer un nuevo orden coordinado por unos pocos cuya influencia fuera mínima. A pesar de ello, la libertad se rige por el imperio de la ley y, como observamos en la obra del filósofo Kant, la razón y el sometimiento a las leyes por parte de todos hacen que los hombres sean aún más libres. La libertad ha tenido un significado de éxito radical en aquellos países donde ha estado, algo que se ha traducido en un mayor estado de bienestar, en un incremento de la riqueza y en un aumento de la esperanza de vida.

 


Programa, programa, programa

  1. Apostamos por un país cuya proyección internacional y posición en geoestrategica está llamado a jugar un papel determinante en el futuro del mundo.
  2. Confiamos en nuestro ejército y Fuerzas Armadas las cuales gracias a una intensa labor de defensa refuerzan la seguridad de la nación y su imagen militar.
  3. Creemos en una económica de mercado libre y liberada de la intervención desmesurada del Estado, ente que debe en todo momento fomentar un escenario de libertad y crecimiento.
  4. Hablamos de una libertad real, que afecte a ciudadanos e instituciones. Por ello nuestro respeto a la propiedad privada es total y estamos en contra de una usurpación fiscal masiva.
  5. Presumimos de un sistema sanitario, referencia mundial, el cual debe mantener el rumbo, algo que también ocurre con unos servicios sociales necesarios. A su vez, nos volcamos radicalmente en la igualdad entre hombres y mujeres.
  6. Pensamos que el empleo debe constituir la piedra angular de cualquier proyecto político, siendo la creación de trabajo reflejo real de una igualdad de oportunidades.
  7. Vemos en el turismo en España la mayor oportunidad para nuestro país, a todos los niveles. La energía, tan necesaria como imprescindible, debe seguir siendo una preocupación a medio largo plazo. La transformación digital tiene que consolidarse en nuestro país.
  8. Entendemos la educación como los cimientos de la España del futuro. Queremos una enseñanza alejada de adoctrinamientos y que procure la libertad crítica de los alumnos. La cultura es para nosotros una manera de comprender nuestra identidad, y en el deporte reflejamos lo que significa el esfuerzo.
  9. Confiamos en nuestras fuerzas de seguridad como vigilantes de un territorio que abandera los derechos humanos. Los valores históricos de España deben ser amparados en todo nuestro territorio.
  10. Abanderamos un fomento de la infraestructura española tanto dentro como fuera de sus fronteras. El vínculo de nuestra actividad como parte de la Marca España debe manifestar la potencia del proyecto español.
  11. Depositamos nuestra confianza en un sistema agrario y alimentario que satisfaga las necesidades del ser humano. Conscientes de la importancia que tiene un clima, luchamos por cuidar el medioambiente de nuestro planeta.
  12. Por último, queremos una nación cuya justicia actúe de forma independiente y libre. El rigor y una gestión eficaz y rápida deben ser las señas de identidad de nuestro sistema judicial.
* Nos toca decir aquí que no tenemos los derechos de ninguna de las fotografías que usamos en las publicaciones que hacemos. La gran mayoría de éstas son obtenidas de bancos de imágenes libres y en ocasiones empleamos fotos de otras webs a las que damos autoridad del contenido.