Se alquila

UNA VEZ APROBADO EL PROYECTO DE LEY QUE REDUCE LAS COMISIONES Y REFUERZA LA TRANSPARENCIA DE LOS CRÉDITOS BANCARIOS, PARECE QUE EL MERCADO BANCARIO VA A PRESTAR MAYOR ATENCIÓN A LA HORA DE ACREDITAR SU DINERO. EN ESTE CONTEXTO, EL ALQUILER SE POSTULA COMO UNA ALTERNATIVA ATRACTIVA PARA EL INQUILINO.

Ya hablamos hace unos meses sobre el mercado inmobiliario y su tendencia y es ahora cuando el Gobierno da un paso adelante en la búsqueda de soluciones al problema de las hipotecas en España. Se trata de un problema complejo en el que intervienen muchos agentes y hay muchas partes implicadas. No es mi intención buscar un responsable o culpable en el fracaso de algunos acuerdos hipotecarios que han terminado perjudicando a clientes y/o entidades.

Históricamente en España la vivienda se consideraba un activo refugio, es por ello por lo que los españoles seguíamos fácilmente la tendencia a hipotecarnos, aunque supusiera una obligación mensual con el banco, nos reportaba cobijo “asegurado” y era una inversión que parecía interesante frente a otras menos conocidas. Con la renta fija en valores muy bajos, los depósitos bancarios próximos al 0% de interés y una renta variable difícil de precisar, la vivienda recobra protagonismo.

Por el contrario, es bastante reciente la crisis inmobiliaria y la explosión de la burbuja, por ello, no resulta un terreno recomendable para quien no puede hacer frente, con alta seguridad, a los pagos de la hipoteca. El Gobierno, en una búsqueda por reforzar la transparencia y reducir los gastos asociados a la modificación de los contratos hipotecarios, aprueba un Proyecto de Ley por el cual, entre otras cosas, se plantean:

  • Se abaratan las comisiones de amortización anticipada de los préstamos a tipo variable, hasta anularse a partir de cinco años.
  • Las comisiones por conversión de tipo variable a fijo se suprimen a partir del tercer año y se rebajan los gastos de notaría y registro.
  • El hipotecado recibirá asesoramiento gratuito del notario sobre el contenido del contrato durante los siete días previos a la firma.
  • Se amplía a nueve impagos o al 2 por 100 del capital el requisito para que la entidad financiera pueda iniciar la ejecución del préstamo.

Este paso, en contraste con la normativa todavía vigente, podría dificultar el acceso al crédito por parte de algunos clientes a los que sus entidades bancarias no quieran prestar dinero. Este Proyecto de Ley surge de una directiva europea aprobada en 2014 que pretende combatir una posible nueva burbuja inmobiliaria ante la apertura del grifo del crédito suscitada en cuanto comenzó la recuperación económica.

A todo esto hay que añadir que, siendo España un país a la cola de las estadísticas europeas en alquiler de vivienda, con un 22,2% de la población frente a un 30,7% de la media europea; y una continua subida de los precios del alquiler (un 13,5% en los últimos dos años). La modalidad del alquiler recibe además el apoyo por parte del Ministerio de Fomento tras la creación del nuevo grupo de trabajo que elaborará información y estadísticas oficiales sobre los arrendamientos.

Parece evidente que el mercado inmobiliario sigue mejorando y que cada vez se hace más viable la posibilidad de alquilar frente a la tradición española.

Juan Abascal
Ministro de Fomento de AOM

Deja un comentario