Sobre el estado de la Nación (III): Peces, tablets y fábricas

MÁS ALLÁ DE PACTOS NACIONALES O MANIOBRAS CIRCENSES
LOS CIUDADANOS ESTARÁN PENDIENTES DE LAS ACTUACIONES
DEL GOBIERNO DE ESPAÑA Y LOS EFECTOS EN SUS VIDAS

La tentación de escribir un texto relleno como cierre de este AOM 1.0 que hoy acaba es muy grande por la comodidad que supondría realizar un copia/pega en condiciones con la información que cualquier medio está tratando estos días. Sin embargo, sería torpe desaprovechar una oportunidad más para hablar de política y de cómo desde el gobierno se está intentando mejorar la vidas de las personas.

Me gustaría hablar en esta ocasión del futuro del estado de la Nación. Cualquiera sería capaz de concretar que presupuestos, Cataluña y –por ejemplo– educación son los principales retos a los que ahora debe enfrentarse la clase política. Pero por otro lado creo que la opinión pública no ha dado la suficiente relevancia a tres temas de futuro que sin duda darán (o ya están dando) que hablar.

Me refiero a los cambios que se han producido en tres ministerios cuyo resultado ha sido una nueva identidad de estos los cuales deben acometer nuevas tareas.

El que ha resultado más llamativo de todos ha sido la introducción de la “agenda digital” en el ministerio de Industria, que a su vez deja de serlo para adoptar un rostro completamente 2.0. La energía y el turismo como asuntos de importancia clave en el panorama actual se verán completados con esa agenda digital (nombre acertadísimo, todo sea dicho) que es consciente del crecimiento tecnológico que vive España. Los españoles son los europeos que más navegan por internet a través del móvil, el 91% de la población cuenta con un perfil en redes sociales y comercio electrónico en España se alcanzó el año pasado una facturación de 20.745 millones de euros. Semejante realidad no podía pasar desapercibida y afrontarla desde el Gobierno es un movimiento inteligente.

Los nuevos ministerios afrontan una realidad totalmente distinta en España

.

En segundo lugar siguiendo la línea del discurso toca comentar la maniobra que se ha realizado desde Moncloa, la de verdad, pasando las responsabilidades de Industria a Economía y Competitividad. Industria, que llevaba desde la época de Suarez siendo titular de su propia cartera pasa ahora a ser un simple apellido. ¿Visión de futuro o prevención de riesgos? No son pocas las voces que murmullaban una separación ‘de poderes’ entre la energía y la industria. Álvaro Nadal se ha puesto las pilas (perdón por el juego fácil de palabras) y ha pactado con el PSOE la ley de pobreza energética. De aquí saldrá grandes temas para la agenda política de la próxima legislatura.

Por último, y pasando completamente desapercibido, la pesca. Al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se añade la Pesca, área que tantos dolores de cabeza ha dado a la ministra García Tejerina. La ministra deberá convencer a sus homólogos de la sostenibilidad de los recursos naturales, los efectos sociales y económicos generados los movimientos en torno a la pesca planteados por Bruselas. Al parecer ha empezado con buen pie y los pescadores pueden depositar su confianza en ella.

Con todo esto, la próxima legislatura se presenta apasionante y por lo tanto debemos estar al tanto del futuro del estado de la Nación. Más allá de pactos nacionales o maniobras circenses los ciudadanos estarán pendientes de las actuaciones del Gobierno de España y los efectos en sus vidas.

Deja un comentario