YAK 42: Después de la (re)tormenta, vuelve la calma

EL CONSEJO DE ESTADO REABRE EL CASO, LA PRENSA NO PIERDE UN MINUTO; LOS POLÍTICOS MÁS DE LO MISMO. REAPARECE LA TORMENTA. DE NUEVO SE VUELVE A DETERMINAR LA AUSENCIA DE RESPONSABILIDAD PENAL. POR SEXTA VEZ. UN MES DESPUÉS, YA NADIE HABLA DEL “FAMOSÍSIMO Y ESCANDALOSÍSIMO” YAK 42. TODO VUELVE A LA CALMA, PARA TODOS. PARA TODOS, MENOS PARA TRILLO.  EN OTROS 10 AÑOS, QUIZÁ HASTA CONSIGAN HACERLE CULPABLE, TODO SEA POR SEGUIR HUNDIENDO LO QUE YA ESTÁ HUNDIDO
Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Hasta cinco veces ha pedido perdón Cospedal en nombre del Gobierno. Y no esperábamos menos. A Trillo, a lo mejor, hasta le ha parecido demasiado. A los familiares de los 62 militares  fallecidos en el accidente del Yakovlev 42D se les queda corto. Ese 26 de mayo de 2003 parecía que no se hablaría de nada más, o de nada  tan mediático como esta tragedia. Una vez más estábamos equivocados. Y es que así es la prensa, se habla de lo que vende. Hace pocos meses, El Consejo de Estado reabrió el caso, la prensa no tardó en seguirlo, y transmitirlo, y retransmitirlo, más feroces que nunca, con más ansias de comparecencias mediáticas.
 
La izquierda más de lo mismo. Parece que en estos 13 años no habían tenido tiempo de hablar sobre ello. Ahora que vende, no paran. Podemos se lleva la guinda del pastel.  Pablo no puede evitarlo, le pueden sus ansias de que le vean, de que se hable de él. En la comparecencia de Cospedal fue, por supuesto, el líder (indiscutible) quien se dirigió a la ministra.  Claro que tiene portavoz de su partido en la Comisión de Defensa, pero al señor Iglesias le gusta hacer horas extra, sobre todo si van a ser portada.  Por su parte y como cabeza del Ministerio de Defensa, Cospedal asumió como propias las conclusiones del Consejo. Las reparaciones económicas ya fueron satisfechas, las morales al parecer, siguen 14 años después a flor de piel.  Poco se puede hacer para consolar a las familias.
La mala gestión del ministerio en su momento es indudable, pero confundir una mala gestión con un comportamiento ilegal e inmoral, como se le acusa, es muy distinto. Antes de nada, es crucial llamar a las cosas por su nombre,  y el propio Consejo concluyó la “ausencia de responsabilidad penalmente relevante” No ha sido una ni dos, sino seis las resoluciones judiciales que eximieron de culpa al ex Ministro. 
 
Según los medios, Trillo fue absuelto, dicen, e incluso premiado (o consolado) con la Embajada en Londres. Puesto controvertido cuanto menos, no solo por su pasado, sino también por la naturaleza política del Embajador. No obstante, no ha sido el primero ni será el último ministro en terminar su vida pública en un puesto semejante. Que se lo digan al PSOE, esto les debe sonar.
 
Según parece, Trillo ha tenido una estancia muy polémica en Londres. En estos días, la prensa habla de todo. Critican al ex Embajador por no hablar inglés, parece ser que Leire Pajín, por ejemplo, que desempeña ahora un cargo en la ONU, es poco menos que bilingüe. Ella no es polémica, por eso no importa. En cambio a la prensa le parece relevante, incluso, que Trillo sea un hombre de misa diaria.
 
Nos han vendido que la causa del siniestro fue el mal estado de los aviones, cuando realmente, y en palabras del Consejo, se atribuyen al cansancio y mala preparación de los pilotos. ¿Significa que el Ministerio lo hizo bien? No. Como informa El País, “el hecho de que no hubiera delito no implica que no hubiese ninguna responsabilidad”.  La Ministra ya asumió como propias las conclusiones del Consejo del Estado. La actuación del ministerio en su momento no fue la adecuada, nadie lo ha negado, ni siquiera Trillo. Aunque eso les pese mucho.
 
El perdón no parece ser suficiente. No parece haber saciado la opinión pública. Y menos aún al señor Iglesias que quizás tenga que esperar otros diez años para ver si hay suerte y acusan a Trillo, y poder así seguir utilizando esta tragedia con fines políticos. Hoy por hoy, el perdón debería bastarle
 
Miki Barañano

Deja un comentario